RIA Novosti Contador de la Población MundialContador de la Población Mundial

15:21 04/10/2011 El 31 de octubre de 2011, la población mundial alcanzará los 7.000 millones de habitantes>>

domingo, 8 de mayo de 2011

El Tifus ya estaba presente en Europa a principios del Siglo XVIII.

Artículo exportado íntegramente de la fuente que aparece abajo.


Mediante el estudio de la pulpa dental de ciertos esqueletos enterrados en Douai, en el norte de Francia, unos investigadores del CNRS y la universidad del Mediterráneo han constatado que el tifus ya estaba presente en Europa a principios del siglo XVIII.


Entre 1710 y 1712, mientras Luis XIV estaba librando una guerra con el norte de Europa por la sucesión española, la ciudad de Douai, en el norte de Francia, fue asediada en varias ocasiones. Hace unos años, durante unos trabajos de construcción, se descubrieron fosas comunes en la ciudad. Los esqueletos que salieron a la luz fueron sometidos posteriormente a estudios de paleomicrobiología dirigidos por Didier Raoult de la Unidad de Investigación sobre las Enfermedades Infecciosas y Tropicales Emergentes (CNRS / Universidad del Mediterráneo / IRD), en colaboración con investigadores del Laboratorio de Antropología Biocultural de Marsella, en Francia (CNRS / Universidad del Mediterráneo / EFS).


Foto: © Communauté d'agglomération du Douaisis, direction de l'archéologie préventive



El modo en que los esqueletos encontrados en las fosas comunes fueron amortajados por sus enterradores, y la ausencia de heridas físicas causadas por armas, hacen pensar en una epidemia, posiblemente más letal que las propias batallas que tuvieron lugar durante el asedio de Douai. Los análisis de biología molecular realizados por los investigadores permitieron identificar el agente patógeno responsable de la epidemia.

Utilizando el ADN extraído de la pulpa dental, los científicos identificaron el ADN de la bacteria responsable de la fiebre de las trincheras (Bartonella quintana) y el de la bacteria del tifus (Rickettsia prowazekii). Ésta es la demostración de la presencia más antigua conocida en Europa del agente del tifus, una enfermedad infecciosa transmitida por los piojos.

El mismo equipo de científicos ya reveló en un estudio anterior la presencia de estos agentes patógenos en los ejércitos napoleónicos un siglo después. El genotipo de la Rickettsia prowazekii indica que es la misma bacteria que más tarde se extendió por España.



Fuente: http://www.amazings.com/ciencia/noticias/131210b.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario