RIA Novosti Contador de la Población MundialContador de la Población Mundial

15:21 04/10/2011 El 31 de octubre de 2011, la población mundial alcanzará los 7.000 millones de habitantes>>

martes, 30 de noviembre de 2010

¿Celtas en América del Norte antes de la época de Erik, el Rojo?

Nevada - EE.UU.


Una empresa encargada de recoger el guano de los murciélagos en esa cueva hizo el hallazgo.

Junto a las momias encontraron otros utensilios, entre ellos, flechas rotas que al parecer habían sido lanzadas desde el exterior de la cueva.

Lo más extraño eran esos esqueletos, que en lo primero que se fijaron fue en que su pelo era pelirrojo y el tamaño de los esqueletos extraordinariamente grandes para lo que hoy día conocemos.

Medían de entre 2,5 metros a 3 metros.

Se dice, que en aquella época los científicos se vieron sobrepasados por las magnitudes de estos hallazgos, pero.. ¿eso quien se lo cree?

En aquellos años estaba el boom de los arqueólogos, investigadores, científicos todos ellos en busca de restos y metidos en numerosas excavaciones y entonces, ¿como es posible que no le hicieran caso a estos otros restos?

Los indios nativos de la zona, Piutes o Paiutes conocen la existencia de estos gigantes por algunas leyendas propias de su cultura que se han ido transmitiendo de generación en generación.

Ellos cuentan que hace cientos de años sus antepasados habían mantenido duras batallas con otros gigantes blancos que vivían en la zona. Llamaban a ese pueblo guerrero "Si-Te-Cah" y también dicen que eran caníbales y muy difíciles de derrotar.

Como no podían acabar con ellos, se unieron varias tribus indias para enfrentarlos. Esa guerra duraría mil años y finalmente acabaron con casi todos los gigantes, aunque quedaban unos pocos que se habían refugiado en la cueva Lovelock.

Los rodearon y cercaron, después apilaron matorrales en la entrada de la cueva y les prendieron fuego. Cuando un gigante intentaba salir de la cueva acababan con su vida y los que se quedaron dentro murieron asfixiados.

Esa es la historia que cuentan los nativos.

Por otro lado y mucho tiempo después cuando fueron encontrados estos restos las investigaciones fueron muy pocas. Se decía que tenían miles de años y también analizaron tejido vegetal que había junto a una momia de seis años, que pudieron datar del año 1222 a.C.

No han sido los únicos hallazgos de esqueletos gigantes, por esa zona se fueron encontrando durante varios años otros de las mismas medidas. En 1931 los encontraron en el lecho del lago Humboldt, muy próximo a Lovelock y ocho años después desenterraron otro en el rancho Friedman, también cerca de Lovelock.

Se hicieron comparaciones de la mandíbula de uno de los esqueletos de 1911 y es considerablemente más grande que la de un adulto en la actualidad, al igual que los dientes.



Si hacemos memoria, en películas muy antiguas y dibujos animados, la mayoría de las veces que aparece un gigante en alguna de ellas, suele ser pelirrojo, de origen vikingo, celta y del norte de Europa, pero, ¿que raza fue esta que ha sido encontrada en Estados Unidos?



Algunos de aquellos restos encontrados, los únicos que se han salvado porque también fueron a varios lugares, se pueden ver y encontrar en la Sociedad Histórica de Nevada, en la ciudad de Reno.

Muchos de los descubrimientos de estos esqueletos y utensilios de gran valor se perdieron en un incendio que hubo en uno de los museos. De todas formas no les habían hecho mucho caso, decían que eran restos indios y nada más, pero realmente, los indios saben que no son sus restos y ellos conocen a estos gigantes por tradición.

La hija del jefe Paiute Winnemucca, Sarah Winnemucca Hopkins, contó muchas de estas historias sobre los "Si-Te-Cah" en su libro: "Life Among the paiutes" (Vida entre los Paiutes) que fue publicado en 1883.

“Mi pueblo dice que la tribu que exterminamos tenía el pelo rojizo. Yo tengo algunos de esos cabellos, los cuales han ido pasando de mano a mano de padres a hijos durante generaciones. Yo tengo un vestido que ha pertenecido a nuestra familia durante muchísimo tiempo, decorado con ese cabello rojizo. Me lo pondré en algún momento cuando yo dé una conferencia. Se llama vestido del luto, y nadie más tiene un vestido como éste excepto mi familia”.

También explica que estos gigantes de pelo rojo llegaron al territorio por barco, cuando esta zona era parte de un mar interior. Podían ser unos 2600 y su pueblo los llamó Sai-i, porque eran de una raza diferente y también hablaban diferente.

Entre los restos que se habían encontrado en Lovelock habían conchas marinas, llamadas Olivellas, que proceden de la costa del Pacífico en California y además, sólo pueden provenir de allí, por lo que también concuerda con lo que decían los Paiutes que esos gigantes habían llegado por mar.



A mí me gustaría añadir que el hombre comenzó su esparcimiento, por el globo terráqueo, sobre el año 2200 A.C. 

Seguramente alguna tribu proveniente de Islandia, o de otros lugar de Europa Central, ya establecidos allí desde algún tiempo entre el 2200 A.C, en adelante, hizo una travesía en barco hasta Estados Unidos, encontrándose con las tribus locales, y al principio éstas les respetaron pero después se convirtieron en una amenaza.

Recordemos que antes la tierra se encontraba más unida que ahora y era relativamente más fácil cruzar de un lado a otro. En cuanto a la navegabilidad, bueno la historia y la arqueología, siempre han demostrado que el hombre ha hecho las cosas antes de lo que se pensaba. Es bastante factible que esa cantidad de hombres (2600) hayan cruzado el mar en varias embarcaciones. Al igual que es factible que la genética de esos hombre y mujeres fuera el de pelirrojo dominante, y al igual con la altura. Por lo tanto, la posible endogamia y esa genética hizo que casi todos ellos midieran mucho y tuvieran ese color de pelo. Así que pudiéramos decir que el descubrimiento de Estados Unidos es todavía más antiguo de lo que se pensaba. Probablemente los que llegaron antes a Estados Unidos, los llamados indios, venían de la parte de la parte de la India. Por ello eran más oscuros.































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada