RIA Novosti Contador de la Población MundialContador de la Población Mundial

15:21 04/10/2011 El 31 de octubre de 2011, la población mundial alcanzará los 7.000 millones de habitantes>>

domingo, 7 de noviembre de 2010

OFICIOS ANTIGUOS. EL CARRETERO.

EL CARRETERO

Carretero es una palabra derivada de carro. Pero el carretero no sólo construía carros, sino también el resto de los aperos de labranza en los que la madera era el elemento fundamental: yugos, horcas, rastras, arados, …
El carretero necesitaba un espacio amplio para su instalación, además de un corral o una campa para el turno de los carros y la guarda y secado de las maderas.
La madera preferida era la del olmo y también la de la encina y pino.
Estas maderas las trabajaba el carretero en su banco. Las herramientas más usuales eran:
¨ los tronzadores
¨ la sierra
¨ el serrote
¨ el serrucho
¨ el serrucho de punta
¨ la azuela
¨ el mazo de madera
¨ los martillos de peña y de orejas
¨ las tenazas
¨ los cepillos:
 acanalador, cepillo, garlopa, de molduras y machambra
¨ el formón
¨ el escoplo
¨ la gubia
¨ el punta corriente
¨ la escofina o lima para la madera
¨ el bramil 

¨ …
Para iniciar su trabajo la madera debía estar bien curada; su sabiduría ancestral le indicaba que debía ser cortada en el menguante del mes de Enero.
¿Qué hacía el carretero? Todas aquellas piezas que necesitaba el labriego en su labor; hacerlas nuevas y repararlas después. Destacan tres piezas fundamentales:

El carro:
Era la obra principal del carretero, el vehículo que servía para toda clase de transportes.
Había muchos modelos de carros, desde la galera de cuatro ruedas, con una subcaja pendiente de cadenas, hasta la tartana. Pero en Villegas, el carro que interesaba era el carro de labranza.
La pieza fundamental del carro de labranza es la viga para uncir al par de bueyes o de vacas.
Las ruedas en un principio eran de madera unidas al eje; por ello giraban ambos, eje y rueda. Para facilitar el rozamiento, se colocaba en uno de los costados una pequeña caja giratoria invertida de forma que en su interior pudiera llevarse un trozo de jabón par untar el eje en las zonas de rozamiento y evitar así su desgaste y suavizar su rozamiento. Para aminorar el desgaste de la madera en contacto con el suelo se endurecía con diferentes procedimientos. A este modelo se le llama "carro yertu".
Posteriormente, la rueda evolucionó, y el eje acabó siendo fijo y de hierro, girando solamente la rueda; ésta se revistió con llanta de hierro, siendo también de hierro el interior de la maza que estaba en contacto con el hierro. Para su engrase que evitaba el chirriar se utilizaba grasa especial para carros. Esta rueda llevaba dieciséis radios de madera.
En el carro eran necesarias las cartolas o armaduras para acarrear la hierba o la mies. Para acarrear la paja se colocaban las teleras.
Para sostener el carro en las paradas se soltaba el tentemozo, sujeto ala viga en la parte delantera.
No faltaba en el carro la tablilla de la matrícula, cuyo control se llevaba en el Ayuntamiento y en la Diputación.
El yugo:
Es el instrumento que sirve para uncir a los bueyes por la cabeza, o a las mulas por el cuello, y sujetarlas a la lanza del carro.
El yugo vacuno es de una sola pieza, con mesilla y carnellos o curvas para asentar la testuz. Eran muy importantes las ranuras para la correa o sobeo.
El de mulas necesitaba cuatro costillas para la sujección del animal.

El arado:
El arado era la herramienta que, empujada por animales, removía la tierra y la preparaba para recibir la semilla. Aún hoy podemos contemplar el arado romano que es el mismo que hacían nuestros carreteros. Su pieza fundamental era la reja que desde el siglo XI era de hierro.
Las piezas fundamentales del arado son las siguientes:
la esteva o mancera o manil
la rabera o cola
el timón
la telera
el dental
el pezcuño
las orejeras

Fuente:  http://www.villegas.info/PAGINAS/ElCarretero.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada